10 nov. 2007

La locura de la talla 0

La locura de la talla cero ¿Crees que las tallas manipulan la mente de las mujeres? Danos tu opinión del artículo aquí. La obsesión con la delgadez siempre ha sido un juego de números (piensa en los complicados cálculos que debes hacer para obtener el índice de masa corporal o en tu fijación con esos dos últimos kilos que quieres perder y ver reflejados en la báscula del gimnasio). Pero el deseo de ser más esbeltas ha dado un giro absurdo: estamos viviendo en un mundo de tallas de ropa que bajan del cero a los subceros (conocidos como 00). Las tallas negativas (y las celebridades cada vez más flacas que las usan) están poniendo más presión que nunca sobre las mujeres. No puedes evitar pensar que si ha habido que inventar tallas menores de 0 es porque tiene que haber por ahí un montón de chicas ultradelgadas. “La talla es la nueva herramienta para medir lo que vales”,“Las mujeres quieren alcanzar esa talla 0 ideal”. Para complicar más la situación, a diferencia del peso, una cifra real con la que puedes contar, las etiquetas de las tallas se han vuelto inconsistentes. No sólo la talla 6 de hoy es más amplia de lo que era hace unos años, sino que las diferentes tiendas tienen distintas definiciones de la misma talla 6. Probablemente en tu clóset hay una variedad de tallas, algunas de ellas mucho más pequeñas de las que alguna vez pensaste que usarías. Pero antes de entusiasmarte demasiado, lee y aprende cómo la industria de la ropa manipula las tallas, por qué un simple número parece importar tanto y cómo todo esto te afecta a ti. El secreto de las tallas En las décadas pasadas, los diseñadores descubrieron una lucrativa verdad: las mujeres suelen sentirse mejor y comprar más si “entran” en una talla chica. ¡Bienvenida al mundo de las tallas reducidas, en el que los diseñadores añaden centímetros de tela sin cambiar el número de la etiqueta! Por ejemplo, si mides un pantalón talla 2 de hoy, puede tener el mismo ancho en la cintura y en las caderas que otro que era talla 4 hace 10 años. Y las tallas 00 no significan que las mujeres se estén encogiendo (aunque tal parece que eso es lo que les ocurre a algunas actrices). Los diseñadores las crearon porque al transformarse la talla 4 en 2 y la 2 en 0, las mujeres más menudas se vieron fuera de la escala normal. “Existe una tabla estándar de tallas, pero los diseñadores a menudo se toman la libertad de crear su propia escala más pequeña, por muy ilógicos que sean los números”. En uno de los estudios conducidos por Kinley, los investigadores midieron 1.000 pantalones de mujer y encontraron hasta 21,5 cm de diferencia en la cintura de las tallas 4. “Los diseñadores saben que si las clientas se sienten contentas cuando compran una prenda, es probable que compren de nuevo esa marca”, dice Jim Lovejoy, director de TC2’s Size USA National Sizing Survey, una compañía una compañía investigadora. Gina, de 23 años, que usa la talla 6, dice: “Tengo dos jeans talla 4 y cuando me los pongo, me siento feliz al ver la etiqueta”. Te guste o no, las tallas reducidas no van a desaparecer en un futuro cercano. Según Lovejoy, un creciente número de diseñadores están “desinflando” las tallas por una razón: mientras más pequeñas, más grandes son las ganancias. Cuando ser flaca se volvió in Ser (o al menos sentirse) de talla minúscula no fue siempre tan deseado. Pero como habrás notado, la mayoría de los íconos actuales de belleza (modelos y famosas) son superesbeltas. “Ser flaca está de moda, pero el cuerpo ideal varía entre una silueta delgada y otra más curvilínea” En los 80 reinaban las modelos con curvas, como Cindy Crawford; pero en 1992, Kate Moss trajo de vuelta el look más recto de Twiggy. Al encogerse el cuerpo de las modelos, pronto las celebridades también empezaron a adelgazar. Según Rob Zangardi, estilista de celebridades, los diseñadores les prestan más fácilmente su ropa a las estrellas para los eventos de alfombra roja si ellas entran en las tallas de muestra de las modelos. Pero, como Rob añade: “Muchas famosas han bajado tanto, que hasta esa ropa les queda grande”. Algunas estrellas rompen este molde, como J.Lo y Scarlett Johansson. Pero ellas son más bien la excepción de la regla. Y cuando los diseñadores crean etiquetas con tallas engañosas, la mujer de talla promedio siente que está más cerca del paradigma poco realista que domina la pasarela y la pantalla. La obsesión con las medidas Mientras tanto, la ansiedad general parece estar alcanzando un punto crítico. El peso siempre ha sido importante, pero ahora es una verdadera obsesión. Los tabloides y los sitios de internet vigilan los cuerpos de las estrellas con titulares como: “¡Conteo regresivo en las tallas de Hollywood!” Como contraparte, la expansión de la cintura de las chicas reales es otra constante en la prensa (escribe “epidemia de obesidad” en Google y recibirás miles de respuestas). En los EE.UU. solamente en el 2006 se publicaron casi 200 libros de dieta, más del doble de los publicados en 1996. Y la gente devora cualquier nueva información sobre el tema: las últimas medidas de las famosas, los reality shows sobre pérdida de peso y hasta los chismes sobre la talla de las amigas. Llenar tu cerebro con todo esto tiene un efecto negativo. “Cuando se habla tan a menudo y con tanto énfasis sobre la delgadez, llegamos a concederle una enorme importancia”, dice Adrienne Ressler, especialista en imagen corporal y directora de entrenamiento del Renfrew Center, dedicado a los trastornos alimentarios. “El tema de las tallas se cuela en el subconsciente y es difícil dejar de pensar en eso”. Una pesada carga sicológica La otra gran pregunta, por supuesto, es por qué te sientes satisfecha cuando usas una talla más chica, cuando racionalmente sabes que no has bajado de peso. “Como la talla te importa mucho, tu respuesta emocional es más fuerte que la lógica”, explica Head. “Deseas asegurarte de que eres delgada y linda”. Sí, es un truco, pero estás dispuesta a descartar la realidad porque es divino vestir una talla menor. Otra forma en que las tallas reducidas se aprovechan de tus inseguridades: no estar satisfecha con tu cuerpo te impide reconocer tu verdadera figura. “Recuerdo probarme una falda talla 4 y pensar: ‘Ni modo de que me sirva’, y después sentirme feliz cuando comprobé que sí me servía”, . “Aunque tenía ropa dos tallas mayores de la misma tienda, lo justifiqué pensando que la había lavado varias veces y probablemente se había encogido”. Por otra parte, una vez que has entrado en una pieza más pequeña, tal vez te convenzas a ti misma de que eres talla 2, y tener que ponerte una talla 4 o 6 cuando compres ropa de otro fabricante puede deprimirte. Esta incertidumbre termina perjudicándote. “El hecho de que no haya un modelo estándar con el que puedas compararte te llena de ansiedad porque pierdes control”. “Estás en la oscuridad y no sabes cómo es tu cuerpo”. Pero si lo piensas bien, tendrás que preguntarte qué tiene de maravilloso ser talla 0. “La simple idea de que exista una talla 0 es inquietante”. “Sugiere que para ser lindas y femeninas, las mujeres casi tienen que desaparecer”. ¿Y de veras merece la pena atormentarse sólo para ocupar menos espacio en este mundo? Después de todo, hay modos mucho mejores de medir lo que vales.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro que eso manipula a la gente y hace que quieras estar mas delgada aunqe la mayoria de las veces estes perfecta asi.

Sinceramente yo si tengo en mi closet ropa de todas las tallas, de la 10 a la 15 segun la tienda donde lo compre, pero como yo tengo mucha cadera no me siento tan mal xq a eso le hecho la culpa, lo malo es cuando compras algo sin medirlo xq es tu talla y resulta que te queda muy chico.

Yo vivo en Mexico y las tallas aqui son muy reducidas, yo soy talla 11 y he llegado a medirme jeans 15 y apenas me quedan y eso sin contar lo largo, porque yo mido 1.74, asi que mejor voy a USA cada vez que puedo a surtir el guardarropa.

Chicas, no se sientan mal, usa lo que te gusta y te sienta bien.... y quitale la etiquieta a la ropa para que no te estreses.

Andy dijo...

Si, es algo que no se puede negar, pero todo depende de ti y de cuanto sabes!!!

Te podras comprar mill tallas diferentes, la pesa nunca miente y el final la unica que te engañas eres tu.

Muchas mujeres tienen diferentes constituciones y por mas gordita o flaquita que seas lo importante siempre es estar saludable, ademas podras ser divina o fea pero si no tienes nada en tu cabeza la gente se aburrira de ti tarde o temprano.

Asi que Ten el control de la cituacion y no te dejes manipular por en mundo del consumo acuerdate todo a su medida y viviras mejor

PeKeÑa dijo...

pff pues claro ke si, esto es algo inculcado cada vez mas por la sociedad...creo que se le da una importancia a todo el tema de las tallas que no la tiene, digo yo, que más da la talla si te keda sencillamente bien?
es igual, además, cada uno debe estar contento y conformarse con la talla, estatura, mirada, sonriso y bostezo que tenga, pero la sociedad es así y hay gente que es influenciable...demasiada gente diría yo, al caso, ami todo esto me da igual, mientras me sienta bien conmigo misma el resto me da igual, no crees?
bueno, un caso un tanto difícil pero muy de actualidad, muy buena entrada, enhorabuena :)
besos y saludos!

Andrea Zanenherz dijo...

Pues tal vez engañen las tallas, pero al menos yo en los últimos meses he bajado mucho de peso porque mi meta es tener un cuerpo totalmente tonificado, con músculos en el abdomen (que ya los tengo medio marcados) y he llegado a ser talla 0. No tengo anorexia puesto que soy maratonista, tengo una dieta muy amplia de proteínas y carbohidratos, como más que una persona normal porque quemo al rededor de 1600 calorías por día.
Yo nunca planee bajar tanto de tallas, pues yo siempre fue una persona con sobrepeso, yo era talla 14 y tras 4 años de hacer ejercicio y tratando de llegar a mi meta he reducido a la talla 0.
La verdad esa talla no es para la gente anoréxica ni bulímica, se puede llegar a esa talla de una forma natural y saludable, en sí la talla no te hace quien eres, sino como te sientes.
Otro problema es, que me cuesta mucho trabajo encontrar pantalones de esa talla, aquí en méxico la más chica es la 2 y me queda grande! :S

Maricruz Gutierrez dijo...

la verdad es que la talla 0 es algo que se necesita, yo soy una muchacha bastante delgada por naturaleza y sin la existencia de esas tallas me seria imposible conseguir la ropa que quiero. El hecho de que existan mujeres de tallas chicas no hacen que las de tallas mas grandes se sientan mal, uno siempre debe estar agradecido por la manera en la que su cuerpo fue hecho