13 nov. 2007

Deja de fumar...INTENTALO!!!

Nuevas evidencias del peligro de fumar Si todavía andas echando humo, bájate de esa nube y deja ese nocivo hábito...ahora mismo. Causa mal aliento, mancha los dientes y es responsable de casi todos los casos de cáncer de pulmón, el tipo de cáncer que más muertes provoca en el sexo femenino. Por eso es inaudito que muchas mujeres de entre 18 y 24 años aún fumen. Si tú formas parte de ese grupo, quizás sea porque crees que eres muy joven para enfermarte y piensas dejar de fumar antes de los 30. (Pregúntales a las millones de mujeres fumadoras mayores de 20 si su plan funcionó). Para estimularte a dejar ese mal hábito de una vez por todas, te revelamos algunas verdades poco conocidas sobre lo peligroso que es el cigarrillo particularmente para las mujeres. Puede ser más nocivo para ti que para él Cada vez que una fumadora aspira el humo, ingiere sustancias venenosas que desatan daños en el ADN a nivel celular, y eso puede dar lugar a la formación de tumores pulmonares . Los nuevos estudios sugieren que el cuerpo de la mujer es menos efectivo que el del hombre para reparar ese daño en el ADN, explica Claudia Henschke, profesora de radiología en el Weill Cornell Medical College, en New York. Esta pudiera ser la razón por la que las mujeres que fuman tienen el doble de posibilidades de padecer cáncer de pulmón que los hombres fumadores. También el estrógeno parece aumentar el riesgo de cáncer pulmonar. “Esta hormona puede alimentar el crecimiento de los tumores pulmonares”, dice Jyoti Patel, oncóloga del tórax en la Northwestern University. Aun cuando fumes poco, estás en peligro Fumarte uno que otro cigarrillo cuando vas a un bar con tus amigas te convierte en una fumadora social. Puede que así te sientas a salvo, pero es un falso sentido de seguridad. “Cualquier cantidad de humo aumenta tus posibilidades de enfermate”, dice Norman Edelman, médico jefe de la American Lung Association. Ser fumadora social es riesgoso porque te hace pensar que no tienes vicio. Pero la dependencia a la nicotina te está acechando. Ahora sólo fumas una o dos veces a la semana, pero sin darte cuenta, ese ritual social se convertirá en un hábito. Fumar a los 20 es riesgoso a la larga Los efectos pueden manifestarse con el tiempo, incluso si dejaras de fumar a los 30. Aunque aún no se sabe si tus riesgos de cáncer y enfermedades cardiacas serán mayores que los de aquellas que nunca fumaron, tu vieja adicción puede hacerte más susceptible a la enfermedad. Y el daño en las células de la piel puede causar arrugas irreversibles. Las toxinas del cigarrillo pueden hacer que los óvulos de la mujer mueran prematuramente, así que te puede resultar más difícil salir embarazada. De manera que basta de excusas y busca la voluntad para dejar este feo hábito por tu bien.

No hay comentarios.: