28 ene. 2007

LEY DEL PERDON PERDONAR ES UN ACTO LIBERADOR, exclusivo de los seres espiritualmente superiores. Se logra sólo después de enfrentar el dolor, valorar el costo y regalar cuanto perdimos. La IRA es un fuego que quema repentinamente como reflejo sano de todo ser humano que ha sido afectado por otro. El perdón verdadero son las cenizas de la ira extinta. El PERDON es la aceptación pacífica de los hechos, la conciencia de que todo lo ocurrido nos ha dado mayor madurez, la renovación del amor propio y del amor a Dios. Al PERDONAR, se es capaz de bendecir al agresor, brindarle ayuda desinteresada y desearle sinceramente lo mejor. La mejor manera de extraer de nuestra alma el veneno que nos inyectan otras personas es perdonado. Quien perdona no le hace ningún favor a su agresor, se lo hace a sí mismo.

No hay comentarios.: